viernes, 25 de marzo de 2016

El estado teocrático de Irán masacra al pueblo de Baluchistán, que como los kurdos lucha por sus derechos nacionales

Activistas baluchis colgados por el estado teocrático de Irán, que como a los kurdos los acusa de "delincuentes"
La región de Baluchistán en Irán es un área totalmente vedada para el periodismo y los activistas de los derechos humanos de otros países, porque el estado teocrático necesita ocultar los crímenes que comete contra el activismo autonomista, que como los kurdos, palestinos, catalanes e irlandeses pelea por sus derechos nacionales.  /  Las autoridades persas justifican las masacres de activistas, acusándolos de “contrabandistas”, un delito que solo pueden perpetrar los guardias fronterizos del estado teocrático, ya que Irán construyó un enorme muro en sus fronteras con Pakistán y Afganistán, que es la zona en donde circula el pueblo baluchi.

Baluchistán tiene una superficie mayor que la de España, con territorios en Pakistán, Afganistán e Irán y áreas tribales en la India, con una población de unos diez millones de habitantes extremadamente pobre, la mayoría de la cual habla el idioma baluchi. /  El Baluchistán pakistaní, cuya capital es Quetta -cerca de la frontera afgana- tiene una extensión de 347.190 km2, con siete millones de habitantes. El Baluchistán iraní tiene una extensión de 181.785 km2 y dos millones y medio de habitantes. Su capital es Zahedan. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario