viernes, 27 de mayo de 2016

Fuera yanquis de Rojava, la liberación del pueblo kurdo no vendrá de la mano de sus verdugos

Marines yanquis con las insignias del YPG en el frente militar de Raqqa.

Días atrás comenzó la ofensiva contra la “Capital del Califato” islámico, la ciudad de Raqqa, una operación que está siendo conducida por las fuerzas kurdas YPG/YPJ, que cuentan con varios miles de combatientes en el terreno dispuestos a echar al Estado Islámico de esa localidad.
En declaraciones posteriores, los voceros del PYD, que es el partido político más importante del norte de Siria o Rojava, aclararon que su intención era ubicar a la región de Raqqa “dentro del sistema federal” que están construyendo en el conjunto de Rojava.
El representante de la ONU para las negociaciones sobre Siria, Staffan de Mistura, rechazó las pretensiones kurdas, manifestando tajantemente que "El cambio de tipo de Estado en Siria, es decir un sistema federal para Siria, no se incluye en la agenda de las negociaciones."
A pesar de que Obama coincide con de Mistura, envió 250 marines para apoyar la ofensiva sobre Raqqa, decisión que no se contradice con el desembarco de otro contingente en territorio kurdo iraquí para entrenar a los “peshmergas”, enemigos del federalismo en Rojava. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario