viernes, 24 de junio de 2016

Brexit: la derrota estrepitosa del imperialismo inglés y europeo favorece a la clase obrera

La bandera del Reino Unido y la de la Unión Europea, cada vez más distantes...
La mayoría del Reino Unido acaba de votar contra el gobierno, a favor del retirarse de la Unión Europea en un referéndum celebrado este jueves, con el 52% de los votos. Esta consulta es la segunda que se realiza con el mismo objetivo, ya que en 1975 el 67 % votó a favor de permanecer. /  La derrota del Partido Conservador, liderado por James Cameron, constituyó un golpe a sus planes y a los del conjunto de los imperialistas de la región, que necesitan contar con una Unión Europea fuerte para enfrentar con éxito el ascenso revolucionario de sus respectivas clases trabajadoras.

Necesitan, como nunca una UE fuerte, para seguir estrujando a sus miembros más débiles, como Grecia, que está pagando sus deudas con “Sangre, Sudor y Lágrimas” a los bancos de la eruozona controlados por Ángela Merkel y los monopolios alemanes. / A quienes consideran este resultado como un avance de la “derecha” -porque algunos grupos fascistas ingleses lo festejan estruendosamente- les decimos que se equivocan, ya que las “crisis y divisiones entre los de arriba” benefician principalmente a los “de abajo”.

La Unión Europea fue pergeñada como un instrumento centralizador de la aplicación de los planes de austeridad y ajuste de los grandes monopolios, principalmente alemanes, que a través de sus instituciones se encargan de explotar a los trabajadores de todo el continente y de sus colonias de ultramar. /  El debilitamiento de esta herramienta capitalista e imperialista, más allá de las intenciones de los fascistas y otros sectores que pueden haber votado a favor de retirarse de la UE, es una buena noticia porque provoca crisis en las alturas, abriendo grietas que pueden favorecer a la lucha de los trabajadores, como está sucediendo en Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario