sábado, 25 de junio de 2016

Las FARC se rindieron ante el estado colombiano, demostrando el fracaso de su táctica guerrillerista

El ex comandante guerrillero Raúl Castro bendiciendo la rendición de las FARC ante el presidente Santos de Colombia.
El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) refrendaron en La Habana, Cuba, un acuerdo de cese bilateral y definitivo del fuego, de manera de ponerle fin a un conflicto que ya tiene más de 52 años. /  Luego de tres años de negociaciones, el mandatario colombiano y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri -Timochenko- establecieron un plazo de 180 días para que la guerrilla abandone definitivamente sus armas.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, participó en la ceremonia de La Habana ratificando su apoyo al proceso de negociaciones impulsado por Raúl Castro, quien afirmó que “la paz no tiene vuelta atrás”. /  El acuerdo contempla medidas para garantizar la seguridad del "movimiento político que surja del tránsito de las FARC a la actividad política legal y a sus integrantes en proceso de reincorporación a la vida civil".
Sin embargo los acuerdos no significan ningún avance para los trabajadores y el pueblo que las FARC han dicho representar durante todos los años que se dedicaron a combatir militarmente a los distintos gobiernos colombianos. / Tampoco significa un cambio en la política del gobierno, que continuará aplicando los planes de ajuste, explotación y saqueo de los recursos al servicio de los grandes monopolios imperialistas, principalmente los yanquis. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario