sábado, 18 de junio de 2016

Para democratizar Siria y conquistar la autonomía kurda hay que derrotar a ISIS, Bashar e Irán y expulsar a los imperialistas

Obama, Rohuani, Bashar y Putin. Sin acabar y romper con estos enemigos del pueblo kurdo y demás etnias y sectores sociales oprimidos y explotados, no habrá manera de democratizar Siria y el conjunto de la región.
Por Juan Giglio

Los deseos de Erdogan de convertirse en el Sultán de la reconstrucción del Imperio Otomano continúan aislándolo de sus viejos aliados, como Ángela Merkel, que acaba de desairarlo mediante la reivindicación de la votación del parlamento alemán, que resolvió repudiar el genocidio armenio perpetrado por el ejército imperialista turco. /  En ese contexto, el bloque “sunita” constituido por Turquía, Arabia, Qatar, Israel y una fracción del Partido Republicano yanqui continúa perdiendo la guerra, ya que las bandas de mercenarios que sostienen -principalmente ISIS- tuvieron que abandonar Faluya en Iraq y están a punto de perder Manbij y Raqqa en Siria.

El frente “chiita” liderado por Obama, Putin, Irán, Bashar y el Papa -promotores del acuerdo 5 más 1 y las conversaciones de Ginebra- está triunfando gracias a los bombardeos, Hezbollah y la fuerza arrolladora de sus aliadas circunstanciales, las milicias kurdas, que pelean para instaurar el “Confederalismo Democrático”. /  La principal derrota de ISIS es el cierre del acceso hacia Turquía a raíz del sitio de Manbij, lo cual constituye un durísimo golpe a la segunda potencia de la OTAN, desde cuyas fronteras se abastecía a las tropas del Estado Islámico, que además traficaba el petróleo proveniente de las regiones que conquistaron. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario