jueves, 21 de julio de 2016

Macri: retrocediendo en chanchetas...


La bronca obrera y popular -cada vez más extendida y radicalizada- las movilizaciones contra los tarifazos, el cacerolazo multitudinario y los fallos de varios jueces de todo el país, obligaron al gobierno a frenar los aumentos del gas y a anunciar un tope del 400% para los consumos residenciales. /  En los hechos, Macri no puede gobernar como quisiera y como le exigen los monopolios internacionales que lo dominan: por un lado, porque la crisis “de los de arriba” lo condiciona y por el otro, porque los “de abajo” se niegan tozudamente a aceptar el Plan de Ajuste, Saqueo y Explotación pergeñado por su gabinete, repleto de gerentes de las grandes empresas.
El desencadenante de esta marcha atrás, parcial, fue el dictamen del jueves de la semana pasada de la Sala II de la Cámara Federal de La Plata, mediante el cual se suspendió el incremento de la factura de gas a nivel nacional. /  Luego de esto, el gobierno apostó a la Corte Suprema, bicicleteando la decisión de La Plata mediante el “per saltum”. Sin embargo, esa opción fue descartada, ya que la Corte rechazó esta posibilidad.
¡Aunque los anuncios y las decisiones judiciales no resuelvan las cuestiones de fondo y las tarifas de gas continúen siendo altísimas, el repliegue constituye una derrota política para Macri y los suyos, que intentaron ocultarlo echándole la culpa al “clima”! /  Esta situación, al igual que otras que acontecieron desde el primer día de su gobierno -como el fallido “protocolo anti piquetes o los “techos” salariales perforados por las paritarias- demuestra que Macri es un presidente extremadamente débil al cual se lo puede derrotar.
Aun no ha podido lograr que los trabajadores y el pueblo pobre paguen los platos rotos de la crisis capitalista que golpea a todas las economías del mundo, por lo tanto su gobierno continuará siendo endeble, una situación que deben aprovechar las organizaciones de izquierda para motorizar audazmente las acciones de lucha que niega la burocracia. / Los partidos que nos reclamamos defensores de las ideas socialistas debemos ganar las calles y ponernos al frente de las protestas reivindicativas, como la lucha contra los tarifazos o por la reapertura de las paritarias salariales.
Es que más allá de las intenciones de Macri, la coyuntura continúa siendo propicia para pelear y para imponerles a las conducciones sindicales traidoras el Paro Nacional Activo Contra el Ajuste u otras medidas similares. /  Las organizaciones dispuestas a pelear tienen que impulsar asambleas en los lugares de trabajo y los barrios para exigir el Paro y para coordinar acciones inmediatas, como cortes de ruta, movilizaciones, bloqueos de los parques industriales, etc. /  Para eso deberían convocar a un Congreso de Luchadores/ as que resuelva estas y otras medidas, de manera de comenzar a transitar el camino hacia el Argentinazo que acabe con el gobierno e imponga una salida al servicio de los trabajadores y el pueblo

No hay comentarios:

Publicar un comentario