viernes, 1 de julio de 2016

Situación Revolucionaria Inédita, un texto de 2012 para comprender la actualidad


Desde que estalló el crack económico mundial entre 2007/2008 y comen­zó la actual oleada de luchas -con las huelgas generales de Francia y EE.UU- cada vez son más los trabajadores que “no quieren que los lleven de las narices”. /  Millones que deciden sus conflic­tos, reivindicaciones y planes de lucha a través del organismo que mejor ex­presa la situación: la asamblea de base.
La democracia obrera es el punto de apoyo sobre el cual se están desarrollando la mayoría de las luchas y el pilar sobre el que se construirán los organismos obre­ros y populares para la lucha por el poder, que aparecerán bajo diferentes diversas. / Por ejemplo, en la Argentina, pro­bablemente surjan como coordinado­ras intersindicales, cuerpos de delega­dos combativos o asambleas populares.
Analizando la realidad, estamos con­vencidos de que es el momento justo para impulsar estos consejos obreros -o soviets-, a través de los cuales se materia­lizará el ejercicio de la democracia direc­ta... la autoorganización obrera y popular. /  El documento que presentamos, que fue escrito entre fines 2011 y princi­pios de 2012, analiza esta perspecti­va en el marco de lo que denominamos una “Situación Revolucionaria Inédita”.
Esto significa un generalizado as­censo proletario y una crisis brutal en las alturas, en el marco de una de­bilidad pasmosa de los aparatos con­trarrevolucionarios, que traicionaron durante más de 70 años las distintas revo­luciones, enterrando la democracia obrera. / La recuperación de este método, esencial para el desarrollo de los consejos obreros, comenzó a gestarse con el triunfo de la “Re­volución Política” en la ex URRS y Alema­nia en 1989, configurando un escenario fa­vorable para la construcción de los partidos revolucionarios y la lucha por el Socialismo.
Intentaremos analizar el actual momen­to de la lucha de clases, ubicándolo como el producto directo y genuino de ese gran proceso revolucionario triunfante, que aunque estalló en los 90, recién ahora está desplegando sus elementos más positivos. (Leer todo el texto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario