jueves, 4 de agosto de 2016

Convergencia Socialista de Combate rechaza la orden de detención de Hebe Bonafini

Hebe junto al ex intendente de Morón, Sabatella, y el "Cuervo" Larroque, personajes siniestros que formaron parte del gobierno entreguista de Néstor y Cristina Kirchner.

Los socialistas revolucionarios no derramamos ni una sola gota de nuestro llanto cuando personajes como Cristina, Julio López o Lázaro Báez son enviados a la cárcel -o amenazan con mandarlos- por los jueces adictos al gobierno de Macri. /  Esas detenciones y procesamientos expresan la lucha salvaje entre las diferentes camarillas patronales que se combaten entre sí, no por ideologías en abstracto, sino para ocupar el lugar de agentes de aplicación del Plan de Ajuste y Saqueo al servicio de los monopolios imperialistas.
Los revolucionarios y las revolucionarias también decimos que los únicos capaces de juzgar y castigar a estos cipayos son quienes han sido -y continúan siendo- los más perjudicados por sus políticas de hambre y explotación: los trabajadores y el pueblo pobre. /  Para eso, bregamos por la imposición de Tribunales Populares que pongan en el banquillo de los acusados a todos los responsables y cómplices de la situación calamitosa que vive la mayoría de la población, empezando por Cristina y el propio Macri.
Estos tribunales deberán juzgar, también, a los dirigentes sindicales, estudiantiles, populares y de derechos humanos que se pasaron de bando, como Hebe Bonafini, que dejó de ser una abanderada de los derechos humanos para transformarse en ministra sin cartera del gobierno burgués encabezado por los Kirchner. /  No obstante esto, rechazamos la orden de detención emanada por la justicia del mismo sistema capitalista que defiende Hebe, ya que no responde a una simple pelea “en las alturas” patronales, sino a un intento de pegarle a quien, para muchos, continúa siendo un símbolo de la lucha por las causas más justas.
Hacemos lo mismo que cuando llamamos a pedir la libertad de la mafiosa referente del Movimiento Tupac Amaru, Milagro Sala, quien fue encarcelada con el propósito de criminalizar la protesta, ya que la causa por la cual la metieron presa fue haber encabezado una movilización social.
A partir de esta ubicación -de principios- reiteramos que no tenemos nada que ver ni con la Hebe actual ni con los personajes siniestros que marcharon hoy junto a ella, no para defender los derechos humanos, sino para evitar ir presos por haber “metido la mano en la lata”, cuando manejaban los fondos del estado. /  Nada tenemos que ver con los Kiciloff, los Zanini o los Parrilli o el “Cuervo” Larroque a los cuales hoy Hebe les dio el micrófono -demostrando de qué lado del mostrador se ubicó desde hace mucho tiempo- en un acto realizado frente a la sede de las Madres en Congreso.
En base a estos considerandos, desde Convergencia Socialista de Combate nos expresamos a favor del cese inmediato de la orden de detención de Hebe de Bonafini.

No hay comentarios:

Publicar un comentario