viernes, 26 de agosto de 2016

Córdoba: triunfazo de la movilización, que impuso condenas ejemplares a Menéndez y otros genocidas

Miles rodearon el juzgado donde se condenó a los genocidas, de manera de asegurar los dictámenes.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Córdoba condenó a 38 de los imputados en el megajuicio por los crímenes cometidos en La Perla. 28 recibieron prisión perpetua, entre ellos Luciano Benjamín Menéndez -el militar con más condenas por lesa humanidad- y Ernesto Guillermo Barreiro -el jefe de inteligencia y jefe de interrogadores del centro clandestino. Otros diez represores recibieron condenas menores y cinco fueron absueltos.
El juicio duró casi cuatro años y tuvo cifras impactantes: 43 imputados, 716 víctimas, 581 testigos y 354 audiencias. Los jueces del Tribunal – Jaime Díaz Gavier, Julián Falcucci, José Camilo Quiroga Uriburu y Carlos Arturo Ochoa- leyeron el veredicto durante una hora, mientras miles de militantes por los Derechos Humanos esperaban en la puerta de Tribunales. /  Al final del juicio, tres represores condenados amenazaron al público. Arnoldo José López -personal Civil de Inteligencia del Ejército- levantó su puño y Carlos Alberto Díez -suboficial del ejército especializado en inteligencia- les gritó “corruptos” a los jueces antes de ser retirados del tribunal.
Lo sucedido no significa ningún tipo de actitud progresiva por parte de la Justicia Burguesa, que mantiene libres y sin procesar a la mayor parte de los genocidas del proceso y a los asesinos del “gatillo fácil”, sino un triunfo de la movilización permanente que se lleva adelante desde la caída de la dictadura hasta estos días. Hay que seguirla, para condenar a todos, pero también para atarles las manos a los nuevos represores, los que actuaron con los distintos gobiernos de la “democracia” y los que están a órdenes de Macri y compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario