lunes, 29 de agosto de 2016

Cresta Roja, un negocio para la familia y los amigos de Macri

Estos últimos días se ha confirmado algo que en los pasillos de la planta o del juzgado donde se tramita la quiebra se venía murmurando: Proteinsa, la sociedad conformada por Ovoprot, Laclau y Tenacorsa,  está integrada básicamente por amigos y funcionarios del gobierno de Macri, lo que se puede denominar un verdadero “negocio familiar”… /  El grupo Laclau pertenece a una familia dedicada a la actividad agrícola/ganadera, como la producción de los vinos mendocinos “Juan del Sol”, cuya administración está en manos del grupo a través de Fincas La Juanita. Los Laclau se asociaron para eso con Miguel Woodyatt y Daniel Llambías, dos hombres del Banco Galicia.

En esta sociedad está también el esposo de la mayor de las hijas Laclau -Francisco Julio Prat Gay- primo hermano del Ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay. Otro de los miembros es el  Ingeniero Agrónomo Mariano Miguel Bosch, quien fuera designado por Macri como Vicepresidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. /  Los empresarios de Ovoprot  tienen como principales accionistas a los Perea Amadeo, entre quienes está quien negoció con los piquetes el último ingreso de trabajadores: Santiago Ginés Perea Amadeo, también responsable de los miles de contratos basura. /  Santiago, que suele posar en las fotos con el presidente o la interna de Planta Dos, es hijo de la prima del diputado del PRO y ex dirigente del Partido Justicialista de la época de Duhalde, Eduardo Amadeo. A su “curriculum” hay que agregarle que cuando estudió en el Colegio Champagnat, fue compañero de curso del actual jefe de gabinete Marcos Peña.

Estos amigos y funcionarios del gobierno, que habla de “transparencia” de “enfrentar la corrupción”, son los mismos que están tratando de estafar a los trabajadores de Cresta Roja, transformándolos en “accionistas” truchos de la firma o prometiéndoles liquidaciones por debajo de los montos establecidos por los abogados. Los compañeros de Cresta tienen que enfrentar a una “Triple Alianza” conformada por el gobierno -empresarios-, la justicia y la burocracia sindical. Para derrotarlos hay que recuperar la asamblea, discutiendo entre todos cómo encarar el proceso de venta de la empresa y luchar por la reincorporación de todos y por la recuperación de las conquistas perdidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario