viernes, 19 de agosto de 2016

Rusia, Irán y Bashar -con el visto bueno de Obama- comenzaron a atacar a las fuerzas kurdas de Rojava

Milicianos kurdos rompiendo imágenes del dictador Bashar Al Assad en la ciudad de Qamishlo, cantón de Rojava.
Por Juan Giglio

Durante estos últimos días se vienen produciendo una serie de ataques -por parte de fuerzas leales al régimen sirio de Bashar Al Assad- contra la población y milicias kurdas en la ciudad de Al Hasaka, perteneciente al cantón de Cezire en el norte de Siria o Rojava. /  Las agresiones, que comenzaron a partir de provocaciones realizadas por bandas de mercenarios relacionadas a la dictadura, continuaron con bombardeos de la aviación, los primeros de estas características que tienen lugar desde que empezó la denominada "Primavera Árabe" contra posiciones kurdas. En ese contexto, las milicias chiitas de Hezbollah salieron al auxilio de las tropas sirias.

Esto no es casual, ya que la derrota militar de Estado Islámico -que está retrocediendo en todos los frentes- abrió las puertas de una nueva alianza táctica entre las distintas facciones del imperialismo y las burguesías locales que venían enfrentándose. /  De esa manera, Putin, Bashar, Rohuani y Obama comenzaron a golpear a su enemigo común: el pueblo kurdo, que está protagonizando una revolución social y política en el norte de Siria, que amenaza con trasladarse a Turquía, Irán e Iraq. /  Desde KDS debatimos en varias oportunidades con la conducción del pueblo kurdo sobre este tema, como lo expresa la nota que reproducimos a continuación. (Leer toda la nota)

No hay comentarios:

Publicar un comentario