sábado, 24 de septiembre de 2016

El hilo de continuidad entre la Comuna de París, los soviets, los concejos húngaros y las asambleas populares de Rojava

Por Juan Giglio

Desde que el Capitalismo dejó de crecer, comenzaron a gestarse las posibilidades de reemplazarlo por otro más humano -el Socialismo- una tendencia que dio su primer gran paso con los obreros franceses, cuando estos conquistaron el poder en 1871 mediante la Comuna de París. /  El “Consejo de la Comuna” era una asamblea popular de carácter democrático, en la cual participaban representantes elegidos por el pueblo: anarquistas, blanquistas, socialistas, e incluso algunos burgueses, que luego se retirarían.

La burguesía, consciente del peligro que esta significaba, la terminó aplastando en una batalla muy desigual. Luego de la derrota de la Comuna, 30.000 fueron fusilados y 40.000 enviados a las colonias, situación que envalentonó al general burgués Thiers, que declaró que “El socialismo había sido eliminado para siempre”. /  Sin embargo, los obreros no tardaron en construir organismos parecidos a la Asamblea de Obreros, Soldados y Vecinos de la Comuna. Eso sucedió en la revolución rusa de 1905, cuando el proletariado ruso empezó a organizarse en sus soviets, que comenzando como coordinadoras para la lucha reivindicativa, se terminaron transformando en organismos de debate y acción política y pilares del futuro gobierno bolchevique de 1917. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario