viernes, 30 de septiembre de 2016

Nueva traición de la burocracia. ¡La izquierda debe convocar a un Encuentro de Luchadores para resolver un Plan de Lucha!

La mesa del "diálogo" entre representantes del gobierno y la conducción traidora de la CGT. La izquierda debe concretar ese viejo dicho: "¡Con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes!", impulsando el Plan de Lucha por la reapertura de las paritarias y contra el ajuste que reclaman las circunstancias y las bases obreras y populares.
La conducción tripartita de la CGT acaba de transar nuevamente con el gobierno, demorando el Paro Nacional que reclaman las actuales circunstancias y que reclaman las bases, cansadas de ver como se pierde el poder adquisitivo de sus salarios por la aplicación del impuesto más reaccionario de todos: la inflación. /  Con los salarios subiendo por las escaleras y los precios en ascensor, estos traidores consecuentes, en vez de reclamar la reapertura de las paritarias pidieron, más bien rogaron, la obtención de un “bono de fin” de año -sin porcentajes ni sumas concretas- y la excepción del impuesto a las ganancias para el aguinaldo.

Probablemente, cuando las cosas queden absolutamente claras y los trabajadores no aguanten más, esta gente convoque al paro, pero no como parte de un Plan de Lucha en serio para acabar con el ajuste del gobierno y las patronales, sino para “descomprimir” la combatividad y radicalización obrera, que avanza en la medida en que se profundiza el ajuste. /  Por todo esto, no está mal que los activistas combativos y las organizaciones de izquierda continúen  reclamándoles el Paro Nacional. Sin embargo, lo más importante no es esto, sino convocar de manera urgente a un Congreso o Encuentro de Luchadores y Luchadoras dispuestos/as a resolver un Plan Nacional de Lucha.

La izquierda y el activismo combativo están en condiciones de implementar y coordinar paros parciales en varios gremios, como las seccionales del Suteba “recuperadas”, varias correspondientes a los estatales, el Sutna, el Sitraic, los docentes universitarios, etc., además de organizar piquetes para cortar rutas y bloquear las entradas a los parques industriales. /  La izquierda no puede seguir yendo a la cola de la burocracia ni atar su futuro a las agendas electorales que marca la democracia patronal. ¡Debe romper con esta lógica perversa y hacer todo en función de las necesidades de la clase trabajadora y el pueblo, concretando ese viejo dicho: “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”!

Si quienes hablamos en nombre del movimiento obrero, el Socialismo y la democracia sindical nos lo proponemos, uniéndonos en la acción, podremos liderar a un sector significativo del movimiento de masas, porque las condiciones objetivas -bronca contra el ajuste, ascenso en las luchas y debilidad de la burocracia- están más que maduras para lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario