miércoles, 7 de septiembre de 2016

¡Todo beso es político...!

Escrache a confitería La Biela por discriminar
Por Defensorías de Género

Luego de que censuraran el amor entre dos chicas en el bar La Biela de Recoleta y, asumiendo que esa conducta se ha generalizado atravesando los sectores más diversos, llegamos a la conclusión de que todo beso es un hecho político.

Esta insólita "objeción de consciencia" en base a la propiedad, nos hace percibir que la estocada se lleva a cabo de modo particularista, frente a una situación que pone incómodo a un determinado público, incluyendo a quien da la orden de expulsar a las chicas del bar. /  Sin embargo, sabemos que nada tiene que ver con una decisión privada de un propietario equis, puesto que al expulsar un beso lesbiano del espacio físico cuya sacralidad “tiene el poder de resguardar” se sitúa en una posición políticamente útil y funcional a un sistema que se sostiene sobre la base única de la segregación. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario