viernes, 2 de septiembre de 2016

Yaski y Micheli en sintonía con la CGT, hablando del Paro Nacional para evitarlo. ¡La izquierda tiene que tomar la iniciativa organizando un Plan de Lucha!

Micheli y Yaski, juntos contra el Paro Nacional que reclaman las circunstancias.
Unos minutos antes de comenzar el acto con el que culminó la “Marcha Federal”, algunos dirigentes de la CGT -como Omar Plaini, Pablo y Facundo Moyano- declaraban que la central obrera “tenía una agenda” y, que en función de la misma, “no descartaban ninguna medida de acción directa, como un paro nacional”. /   Ya desde la tribuna, Pablo Micheli -de la “CTA Autónoma”- denunció al gobierno, afirmando había que “construir la unidad con inteligencia” para responder “a la voluntad del pueblo, porque si no escuchan el clamor de los miles y miles que hay aquí va a haber, más temprano que tarde, un Paro Nacional...”  

Luego de este, Hugo Yaski -de la CTA kirchnerista- saludó a los presentes diciendo que “estaba orgulloso” por la Marcha Federal y, al igual que Micheli, se dedicó a pegarle a “las clases opulentas” y a los “cipayos”, agitando varias veces la consigna “Unidad de los Trabajadores... al que no le gusta, se jode, se jode”. /   Aplaudido a rabiar por ex funcionarios kirchneristas como Tomada, Mariotto, Delía y Sabatella -mientras un sector de los manifestantes gritaban “Paro General para que se vayan”- Yaski terminó su discurso anunciando la única medida que se planteó en el acto: “el día que se realice la Audiencia Pública por las tarifas, las CTAs y las CGTs van a movilizar”.

Para ponerse a tono con Moyano y Micheli, que hablaron del Paro Nacional, pero para no convocarlo ni exigírselo a nadie, Yaski afirmó que “estamos en la cuenta regresiva del Paro Nacional...” ¡Conclusión: las CTA, que hicieron el acto, y la CGT, que no lo convocó, coincidieron en no llamar a la lucha! /   Las organizaciones de izquierda, en vez de marchar a la cola de la burocracia, tienen que convocar a un Congreso de Luchadores para poner en pie el Plan de Lucha que niegan los burócratas sindicales de todos los colores. ¡La traición de todos estos y la enorme debilidad del gobierno, le plantean la oportunidad, inédita, de ponerse al frente de la resistencia! 

La izquierda y los sectores dispuestos a pelear de manera consecuente, deberían reunirse para organizar una verdadera Jornada Nacional de Lucha para el 16 de Setiembre -cuando comience a funcionar la Audiencia Pública sobre tarifas- impulsando paros, bloqueos y cortes de ruta, transformando a la Audiencia en una Asamblea Popular.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario