miércoles, 5 de octubre de 2016

Autodefensa, hagamos como las kurdas y mexicanas

Por Carla Gómez, de las Defensorías de Género 

En el marco de las rebeliones populares que derribaron dictaduras y provocaron el inicio de la guerra civil en Siria, en 2012 el pueblo kurdo protagonizó un levantamiento en tres provincias del norte o Rojava, imponiendo un gobierno de asambleas y milicias populares. En este  proceso jugaron y juegan un papel central las mujeres, que pelean -con armas en la mano- en pie de igualdad con los varones. Por eso, cuando se declaró la autonomía de Rojava se redactó una Constitución que avanza en cuestiones significativas contra el patriarcado.

Allí se asegura la separación de la religión del Estado, la criminalización de la violencia de género, la prohibición cargos para quienes cometan este delito, como así también de casamientos de menores, crímenes de honor, ablación del clítoris, la poligamia, etc.  Para asegurar sus derechos, estas mujeres han formado milicias, tribunales, agencias de noticias, policía y otras instituciones propias, a través de las cuales intervienen decididamente en los asuntos relacionados a la organización del Kurdistán Autónomo. (Leer todo) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario