miércoles, 19 de octubre de 2016

Cresta Roja: las mentiras de Karina Rasic tienen patas cortas

Por Nico Kobane

Hace días, la hija del ex dueño de Cresta Roja, Karina Rasic, brindó una entrevista para La Nación, en la que culpó a los trabajadores y a la izquierda por la quiebra, que habría sido el producto de la “radicalización” de los obreros, “mayoritariamente de izquierda”, quienes iban a “hacer política en vez de trabajar”.  Luego de denunciar un “gran ausentismo”, culpó a Cristina y al ex secretario Moreno, por haber pretendido “quedarse con la fábrica”, “embaucándolos con el plan de exportación a Venezuela”, cuando en realidad, gracias a esos negociados hicieron fortunas que después evadieron a varios paraísos fiscales internacionales.

Los acuerdos millonarios con Venezuela eran muy redituables no solo por el dineral que cobraban, sino porque durante ese período pagaban los salarios en cuotas, lo que constituyó una de las principales causas de las grandes luchas de los obreros de Cresta Roja, como el parazo de nueve días que se organizó para no seguir cobrando de esa manera. Con la reincorporación de los cientos de despedidos debido a ese conflicto y sus planes más nefastos truncados, los Rasic volvieron a la carga -luego de obtener subsidios millonarios- que no fueron destinados ni los trabajadores ni al sostenimiento de la producción, sino para seguir vaciando la empresa y realizando negociados. (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario