martes, 25 de octubre de 2016

Lanata pretendió ocultar la fortaleza y el compromiso de lucha de Karina Abregú

Por Carla Gómez

Existe una complicidad mediática para con la violencia de género, utilizada sobre todo por los medios hegemónicos de comunicación, que tienen gran influencia sobre la sociedad como instrumento al servicio de la alineación de las mujeres, los trabajadores y el pueblo. Para eso, las mujeres son utilizadas como objetos publicitarios, tratando de imponer un estereotipo “competitivo” que deteriora su esencia, tratando de alejarlas de los valores de igualdad y solidaridad que tanto anhelamos y necesitamos.  Los niños de azul y las niñas de rosa, las mujeres “sensibles” y los hombres “fuertes” o las mujeres que “compran electrodomésticos” mientras los machos se hacen cargo de los “autos” y las grandes maquinarias.

“Era una fanática de los boliches, que abandonó la escuela secundaria”... “Se hizo cuatro piercings y tiene cinco perfiles de Facebook…”. Decía Clarín cuando se refería a Melina de 17, que fue arrojada muerta a las orillas del arroyo Morón en José León Suárez. Al periodista que hizo la nota le faltó decir: ¡Por algo será!  Aunque nos continúan matando por ser mujeres y, por lo tanto, consideradas como una “propiedad” que debe seguir formando parte del conjunto de los bienes del macho, la mayoría de los medios siguen poniendo el foco en las víctimas, buscando justificativos tales como el largo de la pollera o el ancho de los escotes. ¡Las peores voces del patriarcado hablan a través de Clarín, La Nación y demás! (Leer todo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario